jueves, 14 de diciembre de 2017

El Kahal Oro VII Un "Vivo"






El Kahal Oro VII Un "Vivo"

El libro mas perseguido del genial Hugo Wast. Una narraciónn novelada que describe los intentos sionistas de apoderarse del mundo por medio de la posesión del bien imperecedero: el oro.

Es una novela, de modo que cualquier parecido con la realidad mundial es solo una lamentable casualidad…


Narración de Fabián Vazquez





Martirologio Romano 14 de diciembre


SAN NICASIO
Obispo y Mártir

† decapitado hacia el año 451 en Reims, Francia

SAN NICASIO, Obispo y Mártir

Este pueblo me honra con sus labios,
pero su corazón está lejos de mí.
(Mateo 15, 8)

  • En Reims de Francia, el suplicio de los santos Mártires Nicasio, Obispo, su hermana Eutropia, Virgen, y Compañeros Mártires, que fueron muertos por los bárbaros, enemigos de la Iglesia.
  • En Alejandría, los santos Mártires Herón, Arsenio, Isidoro, y el niño Dióscoro; los tres primeros, en la persecución de Decio, viendo el Juez que despedazados con varios tormentos, perseveraban con igual constancia, mandó arrojarlos en el fuego. Dióscoro, después de azotado de muchas maneras, quiso Dios quedase libre para consuelo de los fieles.
  • En Antioquía, el triunfo de los santos Mártires Druso, Zósimo y Teodoro.
  • El mismo día, el suplicio de los santos Justo y Abundio, que, en el imperio de Numeriano y presidiendo Olibrio, echados en el fuego y saliendo sin lesión, fueron pasados a cuchillo.
  • En la isla de Chipre, el nacimiento para el cielo de san Espiridión, Obispo, uno de aquellos Confesores, a quienes el Emperador Galerio Maximiano mandó sacar el ojo derecho, y, desjarretados los nervios la rodilla izquierda, condenó a las minas de metal. Fue muy esclarecido por el don de profecía y de milagros, y en el Concilio Niceno convenció a un filósofo gentil, que se mofaba de la religión Cristiana, y le convirtió a la fe.
  • En Bérgamo, san Viador, Obispo y Confesor.
  • En Pavía, san Pompeyo, Obispo.
  • En Nápoles de Campania, san Agnelo, Abad, ilustre en milagros, quien se vio muchas veces librar, con la señal de la Cruz, la ciudad, cercada de enemigos.
  • En Milán, san Matroniano, Ermitaño.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SAN NICASIO
Obispo y Mártir

San Nicasio era arzobispo de Reims cuando esta ciudad fue pillada por los bárbaros. El santo se retiró a una iglesia con su hermana Eutropia, a fin de morir al pie de los altares como víctima de Jesucristo. Los soldados lo decapitaron en el momento en que pronunciaba estas palabras de David: Mi alma se adhirió al suelo; y cuando se le hubo separado la cabeza del tronco, terminó el versículo: Señor, vivifícame según tu palabra.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

Martirologio Romano 13 de diciembre


SANTA LUCÍA
Virgen y Mártir

n. hacia el año 283 en Siracusa, Sicilia;
† martirizada hacia el año 304 en Siracusa, Sicilia

Patrona de personas con problemas oculares; ciegos; escritores; autores; cristaleros; obreros; campesinos; talabarteros; mártires. Protectora contra la ceguera; problemas oculares; epidemias; enfermedades e infecciones de la garganta; hemorragias.



En esto se demostró la caridad de Dios hacia nosotros,
en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo,
para que por Él tengamos la vida.
(1 Juan, 4, 9)

  • En Siracusa de Sicilia, el triunfo de santa Lucía, Virgen y Mártir, en la persecución de Diocleciano. Esta noble doncella, entregada, de orden del Consular Pascasio, a hombres impúdicos que la llevasen donde el populacho ultrajase su pudor, no la pudieron en modo alguno mover, ni valiéndose de sogas ni con muchos pares de bueyes; después, habiendo superado, sin recibir lesión, el tormento de la pez, resina y aceite hirviendo, por fin, atravesada con un cuchillo la garganta, consumó el martirio.
  • En Molíns de Francia, el tránsito de santa Juana Francisca Fremiot de Chantal, Viuda, que fue Fundadora de la Orden de Monjas de la Visitación de santa María; y señalada por la nobleza de su sangre, por la santidad que constantemente ejercitó en cuatro estados de vida y por el don de milagros, fue puesta por el Sumo Pontífice Clemente XIII en el número de las Santas. Su sagrado cuerpo fue trasladado a Annecy en Saboya, y sepultado con solemne pompa en la Iglesia principal de su Orden. Su fiesta, por decreto del Papa Clemente XIV, se celebra en toda la Iglesia el 21 de Agosto.
  • En Armenia, el suplicio de los santos Mártires Eustracio, Auxencio, Eugenio, Mardario y Orestes, en la persecución de Diocleciano. Eustracio, primeramente por orden de Lisias, y después en Sebaste presidiendo Agricolao, junto con Orestes, torturado con exquisitos tormentos y, arrojado en un horno, entregó su espíritu a Dios. Orestes, extendido en un lecho de hierro candente, pasó al Señor. Los demás, ejercitados con durísimos suplicios en Arábraco, de orden del Presidente Lisias, consumaron en diversas formas el martirio. Sus cuerpos fueron posteriormente trasladados a Roma y honoríficamente colocados en la Iglesia de San Apolinar.
  • En la isla de Solzi, cerca de Cerdeña, el martirio de san Antíoco, en tiempo del Emperador Adriano.
  • En Cambray de Francia, san Audberto, Obispo y Confesor.
  • En la aldea de Ponthieu de Francia, san Judoco, Presbítero y Confesor.
  • En territorio de Estrasburgo, santa Otilia, Virgen.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.




SANTA LUCÍA
Virgen y Martir

Santa Lucía, virgen de Siracusa, habiendo obtenido la curación de su madre orando sobre la tumba de Santa Ágata, de inmediato le pidió permiso para distribuir a los pobres la dote que le había destinado. Su pretendiente la denunció al juez como cristiana. El tirano la hizo prender y ordenó se la condujese a un infame lugar; pero no les fue posible moverla del lugar en que estaba. Empleóse el hierro y el fuego: ella pidió a Dios que prolongase su martirio para fortificar a los cristianos en la fe, predijo la tranquilidad de que gozaría la Iglesia después de la muerte de los emperadores Diocleciano y Maximino, y entregó su alma a Dios, hacia el año 304.

martes, 12 de diciembre de 2017

Se Acabó el Juego: Novus Ordos en shock al declarar Francisco que la comunión de los adúlteros públicos es “Auténtico Magisterio”









SE ACABÓ EL JUEGO: 
“VENCIDOS Y DESARMADOS” LOS DEL NOVUS ORDO CAEN EN 
PROFUNDO SHOCK


Por Novus Ordo watch


Novus Ordos en shock al declarar Francisco que la comunión de los adúlteros públicos es  “Auténtico Magisterio”


Análisis y comentario

Después de más de 19 meses de informes, análisis, argumentos, entrevistas, rumores, conjeturas, acusaciones, excusas, advertencias, “correcciones”, promesas, alusiones y muchos giros,  los “dubia” sobre la correcta interpretación de Francisco La “Apostólica” exhortación a  Amoris Laetitia ya han sido oficialmente finiquitados : en un movimiento tácito entre bastidores, Francisco ordenó que su aprobación en septiembre de 2016 de la interpretación ofrecida por los” obispos “argentinos de la región de Buenos Aires para su rebaño se convirtiera en parte de su (supuesto) “auténtico Magisterio” y ser incluido en el Acta Apostolicae Sedis, que es el órgano oficial del Vaticano que publica textos y decisiones papales. Los semi-tradicionalistas y los conservadores  Novus Ordos están en estado de shock, luchando por descubrir qué significa esto y qué hacer a continuación.

Antes de proceder a analizar y evaluar este último movimiento por parte del “Papa”, que pone fin al debate sobre Amoris Laetitia  al menos de jure , recordemos primero los antecedentes y veamos los hechos en bruto:

  • Aunque estas directrices y el respaldo de Francis se filtraron originalmente al público, hace algún tiempo se publicaron en el sitio web del Vaticano.
  • La parte más ofensiva de las Pautas de Buenos Aires es ésta: “Si se llega al reconocimiento de que, en un caso particular, existen limitaciones que disminuyen la responsabilidad y la culpabilidad …, particularmente cuando una persona juzga que caerá en una falla posterior al dañar a los hijos de la nueva unión, Amoris Laetitia abre la posibilidad de acceder a los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía … Estos a su vez disponen a la persona para continuar madurando y creciendo con la ayuda de la gracia. Sin embargo, es necesario evitar entender esta posibilidad como un acceso irrestricto a los sacramentos, o como si cualquier situación lo justificara. Lo que se propone es un discernimiento que distinga adecuadamente cada caso “(nn. 6-7).
  • El respaldo de Francis a las Pautas de Buenos Aires es claro y definitivo: “El documento es muy bueno y explica completamente el significado del capítulo VIII de Amoris Laetitia. No hay otras interpretaciones “.
  • Anexado a los dos documentos hay un ”Rescripto” de una audiencia con Su Santidad “del” Cardenal “Pietro Parolin, del 5 de junio de 2017, que dice:” El Sumo Pontífice decretó que los dos documentos precedentes se promulgaran mediante la publicación en el Sitio web del Vaticano y en  Acta Apostolicae Sedis,  como auténtico Magisterio".
  • La Acta Apostolicae Sedis (“Hechos de la Sede Apostólica”) es la “única publicación oficial de la Santa Sede … en la que se promulgan todos los actos y leyes oficiales en cualquier forma” (Michael Williams, La Iglesia Católica en Acción [Nueva York, NY: PJ Kenedy & Sons, 1958], página 155). Fue instituido por el Papa San Pío X en 1908 con la Constitución Apostólica Promulgandi. Aunque no todas las decisiones de las Congregaciones Romanas se publican en el Acta , sin embargo, “si contribuyen a la interpretación de algún punto del derecho canónico o tienen interés en la jurisprudencia, se publican” allí ( La Iglesia Católica en Acción, p. 90).


Estos son los hechos. Después de ponerse al día cubriendo todas las noticias del reciente viaje de Francis a Myanmar y Bangladesh, los sitios de noticias de Novus Ordo comenzaron a informar sobre este  desarrollo de Amoris Laetitia . Aquí hay enlaces a solo algunos:



Teniendo en cuenta que la Secta Novus Ordo exige a sus seguidores que el “auténtico Magisterio” del hombre que reconocen como Papa requiera su “sumisión religiosa del intelecto y la voluntad” (ver Canon 752 de la Ley Canónica Novus Ordo), los conservadores Novus Ordos y los semi-tradicionalistas ahora tienen un problema obvio en sus manos, ya que deben admitir y tratar de resolver o bien negar y justificar.

Que es exactamente lo que están haciendo. Vemos algunos de sus esfuerzos y los evaluamos:


“Diácono” Nick Donnelly

En un tweet del 2 de diciembre de 2017, el “diácono” inglés Nick Donnelly preguntó: “¿Se ha depuesto a sí mismo Francisco como sucesor de San Pedro al intentar hacer la interpretación herética de AL Magisterio Auténtico?” Para un clérigo de Novus Ordo, esto plantea una pregunta bastante valiente, y es reconfortante que se vea plantea. Muchos de sus colegas no tienen agallas para hacerlo. Ore por todos ellos para que comiencen a despertar (o continúen haciéndolo).

Martirologio Romano 12 de diciembre


SAN CORENTINO
Obispo y Confesor

† hacia el año 490

SAN CORENTINO, Obispo y Confesor

Cualquiera que beba de esta agua que yo le daré
nunca volverá a tener sed.
(Juan 4, 13)

  • Festividad de Nuestra Señora de Guadalupe, patrona de México y Emperatriz de las Américas.
  • En Alejandría, los santos Mártires Epímaco y Alejandro, los cuales, imperando Decio, habiendo pasado mucho tiempo en prisión y, atormentados con diferentes suplicios, perseverando constantes en la fe, fueron consumidos en el fuego. La fiesta de san Epímaco, junto con la del Mártir san Gorgonio, se celebra el 10 de Mayo.
  • En Roma, san Sinesio, Mártir, el cual, ordenado Lector en tiempo de san Sixto II Papa, por haber convertido muchos a Cristo, acusado ante el Emperador Aureliano, pasado a cuchillo, recibió la corona del martirio.
  • En el mismo día, los santos Mártires Hermógenes, Donato y otros veintidós.
  • En Tréveris, los santos Mártires Majencio, Constancio, Crescencio, Justino y Compañeros, que en la persecución de Diocleciano padecieron de orden del Presidente Ricciovaro.
  • En Quimper de Francia, san Corentino, Obispo y Confesor.
  • En Alejandría, las santas Amonaria, Virgen, Mercuria, Dionisia y otra Amonaria; de ellas, la primera, en la persecución de Decio, superados inauditos tormentos, al filo de la espada recibió una muerte dichosa. Cuanto a las otras tres, avergonzándose el Juez de ser vencido de unas mujeres, y temiendo que, si con ellas empleaba los mismos suplicios, iba a ser también vencido por su constancia varonil, mandó al punto degollarlas.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.
R. Deo Gratias.



SAN CORENTINO
Obispo y Confesor

San Corentino se retiró a un desierto y en él obtuvo de Dios una fuente que le proporcionaba agua de la que tenía necesidad. El duque de Bretaña, yendo de caza, lo encontró en el fondo de una floresta y le hizo edificar un monasterio. Enseguida le fue confiado el obispado de Cornouailles (o Quimper). Como tantos otros lugares donde vivieron santos obispos o abades de monasterios, la naciente ciudad de Quimper tomó su nombre y se llamó Quimper Corentino.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Martirologio Romano 11 de diciembre


SAN DÁMASO
Papa y Confesor

n. hacia el año 306 en Roma;
† 11 de diciembre del año 384 en Roma

Patrono de los arqueólogos.

SAN DÁMASO, Papa y Confesor

Cualquiera que mirare a una mujer con mal deseo
ya adulteró en su corazón.
(Mateo 5, 28)

  • En Roma, San Dámaso I, Papa y Confesor, que condenó al heresiarca Apolinar, y restituyó del destierro a su sede a Pedro, Obispo de Alejandría; halló también muchos cuerpos de santos Mártires, y honró sus sepulcros con epitafios en verso.
  • En Roma igualmente, el suplicio de san Trasón, el cual, por sustentar con sus bienes a los Cristianos que trabajaban en las termas, y se veían abrumados con otras obras públicas o encarcelados, fue preso por orden de Maximiano; y juntamente con otros dos, llamados Ponciano y Pretextato, coronado del martirio.
  • En Amiens de Francia, los santos Mártires Victórico y Fusciano, en tiempo del mismo Emperador; a los cuales el Presidente Ricciovaro mandó atravesar con anillos de hierro las narices y las orejas, taladrar las sienes con clavos candentes, después arrancarles los ojos, y a poco asaetearles los cuerpos, y de esta suerte, decapitándolos junto con san Genciano su huésped, pasaron al Señor.
  • En Persia, san Bársabas, Mártir.
  • En España, san Eutiquio, Mártir.
  • En Plasencia, san Sabino, Obispo, esclarecido en milagros.
  • En Constantinopla, san Daniel Estilita.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN DÁMASO
Papa y Confesor


San Dámaso I, de origen español, siguió al Papa Liberio al exilio y le sucedió en el año 366. Su talento y su celo por la pureza de la doctrina y el esplendor del culto han hecho que el Concilio de Calcedonia lo llamase ornamento y gloria de Roma. Reunió cuatro concilios en esta ciudad y uno en Aquilea, para combatir las herejías. Edificó dos basílicas, una junto al teatro de Pompeyo, San Lorenzo in Dámaso; la otra en la vía Ardeatina, junto a las catacumbas. Adornó con epitafios en verso las tumbas de los mártires, introdujo la costumbre de añadir el Gloria Patri al final de los salmos y movió a San Jerónimo a corregir el Nuevo Testamento sobre el texto griego. Murió casi octogenario en el año 384, y fue enterrado con su madre y su hermana en la basílica de la vía Ardeatina.

domingo, 10 de diciembre de 2017

R.P. Leonardo Castellani: El Tercer Testimonio de San Juan Bautista acerca de Cristo





En aquel tiempo: Juan, al oír en su prisión las obras de Cristo, le envió a preguntar por medio de sus discípulos: "¿Eres Tú "El que viene", o debemos esperar a otro?" Jesús les respondió y dijo: "Id y anunciad a Juan lo que oís y veis: Ciegos ven, cojos andan, leprosos son curados, sordos oyen, muertos resucitan, y pobres son evangelizados; ¡y dichoso el que no se escandalizare de Mí!". Y cuando ellos se retiraron, Jesús se puso a decir a las multitudes a propósito de Juan: "¿Qué salisteis a ver al desierto? ¿Acaso una caña sacudida por el viento? Y si no, ¿qué fuisteis a ver? ¿Un hombre ataviado con vestidos lujosos? Pero los que llevan vestidos lujosos están en las casas de los reyes. Entonces ¿qué salisteis a ver? ¿Un profeta? Sí, os digo, y más que profeta. Éste es de quien está escrito: "He ahí que Yo envío a mi mensajero que te preceda, el cual preparará tu camino delante de ti".
Mateo XI, 2-10



Domingueras Prédicas I
R.P. Leonardo Castellani



Domínica segunda de Adviento

Tercer Testimonio del Bautista Acerca de Cristo (1964)

En este mes antes de Navidad, la Iglesia predica primero el Evangelio del fin del siglo, o de la Segunda Llegada ("Adviento" significa llegada) y después tres Evangelios sobre San Juan Bautista, el Anunciador (o "ángel") de la Primera Llegada. El Evangelio de hoy trae el tercer testimonio (indirecto) de San Juan y el testimonio de Cristo acerca de Juan el Bautista: los dos se canonizaron recíprocamente. Estos Evangelios no están en orden: éste narra el último testimonio del Bautista (preso ya y próximo al martirio); el siguiente, el segundo testimonio ante las autoridades religiosas, y el último trae el primer testimonio: o mejor, simplemente marca San Lucas cuidadosamente el tiempo de la predicación de Juan y el tema della.

Este Evangelio contiene simplemente la afirmación de la Mesianidad de Cristo, hecha por él mismo a pedido de San Juan, en la Segunda Misión en Galilea; y la prueba desa Mesianidad tomada de los milagros y las profecías: Jesús hizo milagros delante de los dos enviados de Juan y después les citó tres capítulos del Profeta Isaías (26, 35 y 61); algunos dicen cinco capítulos: "Andad a decir a Juan lo que habéis visto y oído: los ciegos ven, los tullidos andan, los leprosos son limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y los pobres son evangelizados ... ". Este último milagro moral de que "revelaste esto a los pequeños y lo escondiste a los potentes" -que está en el cántico Magnificat de la Virgen- es añadido por Cristo, en Isaías no está literalmente, aunque sí implícitamente. Era un milagro entonces que se enseñara la religión a los pobres, "a esa maldita ple,be que no conoce la Ley" -decían los fariseos. No la conocían porque ELLOS no se la enseñaban.

San Juan no tenía duda de la Mesianidad de Cristo, la había atestiguado tres veces. ¿Por qué manda dos discípulos a preguntarle a Cristo: "¿Eres tú el que ha de venir o esperamos a otro?".

No por él propio sino por el grupo de sus propios discípulos que tercamente se adherían a él e iban a verlo a la fortaleza de Maqueronte, donde Herodes permitía todavía a Juan cierta libertad: "conviene que Él crezca y que yo disminuya" -decía Juan a sus discípulos, que incluso creían Él era el Mesías; podemos decir que los mandó para sacárselos de encima: los Profetas habían predicho que el Mesías haría milagros: el Bautista no hizo un solo milagro, y Cristo hacía milagros.

Cuando se fueron los dos Johannidas, Cristo hizo el panegírico o canonización de su Precursor, delante de la turba Galilea. -¿Qué habéis ido a buscar al desierto? No a los charlatanes o a los figurones de la ciudad; sino a un Profeta; y por cierto el mayor de los Profetas. O sea, la Verdad no estaba en la ciudad, sino en el desierto de Bet-Shedá; en un hombre malvestido y que hablaba poco y decía pocas cosas y cosas duras y amenazadoras. No decía como los Saduceos, sabios, filósofos y hombres cultos: "Esta nación anda muy bien y estamos por fin en plena democracia", sino: "Un gran castigo se cierne sobre esta nación: el hacha está ya puesta en la raíz ... ". Y como predicar males no tiene ningún provecho si no se sabe el remedio, añadía: "Este hombre que pasa allí, ése es la Salvación; pero es también el que tiene en la mano el hacha". "Ha llegado ya el Labrador, en la mano tiene el bieldo, para aventar la paja y recoger el trigo".

La Verdad estaba entonces en el desierto: Juan dijo de sí mismo: "Yo soy la voz que clama en el desierto". De suyo a la Verdad no le gusta estar en el desierto, pero la obligan a veces, la corren de la ciudad. ¿Quién la corre? La mentira entronizada. A la Verdad le gusta estar en las plazas y comunicarse con todos: "a mí me gusta andar entre los hijos de los hombres", dice la Sabiduría en el Libro de los Proverbios 95, y eso hizo o trató de hacer Cristo -después; entonces la Verdad estaba acorralada. Cuando la Verdad está acorralada en el desierto, entonces se pone brava. No es su lugar, está desplazada; y los que desplazan a la Verdad son criminales.

Un peronista me dijo el otro día que yo estoy descontento del régimen liberal, y cuando vino un régimen antiliberal, el de Perón, también estuve descontento; parecería que soy descontento por temperamento. Me consuela que Juan Bautista estaba descontento de Herodes, de Pilatos, de Anás y Caifás, de los fariseos y de los saduceos; y Jesucristo después, lo mismo. Los dos tenían que refugiarse en el desierto, y si salían del desierto sabían que los iban a matar. Son situaciones en el mundo en que la Verdad está combatida y arrollada y la quieren matar; pero cuando matan al que la dice, la Verdad explota como una tonelada de dinamita y la nación que arrojó de sí la Verdad se mató a sí misma.

Ustedes vienen a buscar la verdad a la Iglesia y hacen bien: en la plaza no está, a pesar del Congreso Eucarístico de 1934; no corre ahora las calles: no está en la Radio, la Vídeo, el cine, los diarios, las revistas, las cátedras de la Universidad, ni los discursos de Balbín y Perette; dejar todo eso es ir a buscar la Verdad al desierto; las Iglesias mismas pueden llamarse el desierto: un 5% de la población de Buenos Aires oye misa y un 3% oye sermones; por lo cual es posible que el hacha esté en la raíz del árbol: pues la Verdad es dinamita. Si la Argentina está atrasada, como lo está, no es por causa de la raza, la religión o el clima (como dicen) ni por falta de inteligencia en los argentinos, sino porque la Verdad está desplazada y acorralada; desde la Independencia, el país está tragando una enorme cantidad de mentiras; las cuales hoy parecen ocupar todas las posiciones.

Esto lo digo porque soy descontento por temperamento, según XX. Muy bien. Les voy a poner un ejemplo de cómo anda aquí la Verdad: en una revista que no es de las peores, "Leoplán ", un médico uruguayo que sí es de los peores, Florencia Escardó, publicó un artículo llamado "Sexo y Sociedad" donde afirma que Santo Tomás de Aquino (y por tanto la Iglesia Católica) enseñan que el acto conyugal es pecado mortal. Un sacerdote vio ese artículo en pruebas y escribió al dueño de la revista (Sopena) que eso era una mentira y una calumnia; y era una calumnia deliberada. Se reunió el directorio de la revista y decidió que había que publicarlo porque convenía a la empresa pecuniariamente. Ese señor pues -un extranjero amigo de la plata puede predicar una calumnia sacrílega a cientos de miles de argentinos con un dispositivo de difusión que no tiene ningún amigo de la Verdad en el país -ese señor es un logrero que dispone de la Verdad patas arriba para sacar dinero.

A estos logreros que atropellan la Verdad y aun la Religión por sus dineros, no hay más remedio que el castigo; y no las multas sino el castigo físico: cárcel y una patiadura si a mano viene. Pero ¡Dios mío! un gobierno liberal no puede hacer eso: "libertad para todo y para todos, principalmente para el mal y los malhechores grandes, menos para los que aman la verdad ... ". Esto es un poco exagerado con respecto a la Libertad del Liberalismo; pero ciertamente no  se practica la Libertad del Catolicismo: "Libertad para todo y para todos, menos para el mal y los malhechores".

Dirán que yo hago mal en quejarme porque publiqué un libro sobre los Evangelios y se vendió toda la edición antes de 5 meses. Yo no me quejo por mí sino más bien por los otros: muchos colegas míos, escritores católicos, han sido arrollados, desanimados y enmudecidos por la correntada en contra. Y si de mi libro hubiesen hablado los diarios 1 las revistas y las radios, como hacen con libros fútiles, casquivanos y aún dañinos, se hubiesen vendido 15.000 en vez de 3.000. Si trataran a todos los argentinos por igual, por ser argentinos (lo cual sería su deber) por lo menos entonces la Verdad tendría los mismos derechos que el Error: lo cual no es mucho, pero es más de lo que hay ahora.

Bien, nos vamos al desierto para conocer al Salvador; el cual no es Perón ni Marcelo Sánchez Sorondo, no sé quién es¡ pero a lo mejor está en el desierto, ayunando como Cristo.





Martirologio Romano 10 de diciembre


SAN MELQUÍADES
Papa y Mártir

n. en África; † 11 de Enero del año 314 en Roma


Ahora habiendo quedado libres del pecado y hechos siervos de Dios,
obtenéis por fruto vuestro la santificación, y por fin la vida eterna.
(Romanos 6, 22)

  • San Melquíades, Papa y Mártir, cuyo triunfo se conmemora el 11 de Enero.
  • En Roma, en la vía Ostiense, la Dedicación de la Basílica de san Pablo Apóstol, que, junto con la Dedicación de la Basílica de san Pedro, Príncipe de los Apóstoles, se celebra todos los años a 18 de Noviembre.
  • El mismo día, los santos Mártires Carpóforo, Presbítero, y Abundio, Diácono; que, en la persecución de Diocleciano, apaleados primero cruelísimamente y luego encerrados en un calabozo sin comer ni beber, atormentados de nuevo en el potro, y después por largo tiempo maltratados en la cárcel, fueron por último pasados a cuchillo.
  • En Alejandría, los santos Mártires Menas, Hermógenes y Éugrafo, que padecieron en el imperio de Galerio Maximiano.
  • En Lentini de Sicilia, los santos Mártires Mercurio y Compañeros soldados, que de orden del Presidente Tertilo, en el imperio de Licinio, fueron muertos al filo de la espada.
  • En Ancira de Galacia, san Gemelo, Mártir, que en tiempo de Juliano Apóstata, al cabo de crueles tormentos, en el suplifcio de la cruz consumó el martirio.
  • En Mérida de España, el triunfo de santa Eulalia, Virgen, que, en el imperio de Maximiano, siendo de doce años, de orden del Presidente Daciano, por la confesión de Cristo sufrió allí muchísimos tormentos, y por último, suspendida en el potro, le arrancaron las uñas, aplicaron a ambos costados hachas encendidas, y aspirando las llamas, entregó su espíritu.
  • En la misma ciudad también, santa Julia, Virgen y Mártir, que fue amiga de santa Eulalia, y cuando ésta iba a padecer, se le juntó como inseparable compañera.
  • En Roma, san Gregorio III, Papa, el cua, esclarecido en santidad y méritos, se fue al cielo.
  • En Viena de Francia, san Sindulfo, Obispo y Confesor.
  • En Brescia, san Diosdado, Obispo.
  • En Loreto del Piceno, la Traslación de la santa Casa de la bienaventurada Virgen María, Madre de Dios, donde el Verbo se hizo carne. La santísima Virgen María, con el título de Loreto, fue por el Papa Benedicto XV constituida Patrona principal ante Dios de todos los aeronautas.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN MELQUÍADES
Papa y Mártir


San Melquíades, de origen africano, aprovechó la protección que el emperador Constantino acordaba a la Iglesia para extender el reino de Jesucristo. Reunió en Roma un concilio donde Donato fue convencido de cisma y condenado. Con todo, permitió a los obispos partidarios de él que conservaran sus sedes, con la condición de que volviesen a la unidad de la Iglesia. Murió el 11 de enero del año 314, después de dos años y medio de pontificado. Los tormentos que tuvo que sufrir antes del restablecimiento de la paz por Constantino le han merecido el titulo de mártir.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Martirologio Romano 9 de diciembre


SANTA LEOCADIA
Virgen y Mártir

† hacia el año 304 en Toledo, España

SANTA LEOCADIA, Virgen y Mártir

Cristo padeció por nosotros, dándonos ejemplo,
a fin de que sigáis sus huellas.
(1 Pedro 2, 21)

  • En Cartago, san Restituto, Obispo y Mártir, en cuya solemnidad predicó san Agustín sobre sus alabanzas un sermón al pueblo.
  • En África igualmente, los santos Mártires Pedro, Suceso, Basiano, Primitivo y otros veinte.
  • En Toledo de España, el triunfo de santa Leocadia, Virgen y Mártir, que, en la persecución del Emperador Diocleciano, por orden de Daciano, Prefecto de las Españas, encerrada en un calabozo y cruelmente maltratada, habiendo oído los tormentos atrocísimos de santa Eulalia y demás Mártires, allí mismo, arrodillada en oración, entregó su incontaminado espíritu a Cristo.
  • En Limoges de Aquitania, santa Valeria, Virgen y Mártir.
  • En Verona, san Próculo, Obispo, el cual, en la persecución de Diocleciano, fue abofeteado, apaleado y desterrado de la ciudad; y al fin restituido a su Iglesia, descansó en paz.
  • En Pavía, san Siro, que fue el primer Obispo de aquella ciudad y resplandeció con apostólicas señales y virtudes.
  • En Apamea de Siria, san Julián, Obispo, que floreció en santidad en tiempo de Severo.
  • En Gray de Borgoña, san Pedro Fourier, que fue Canónigo Regular de Nuestro Salvador y Fundador de las Canonesas Regulares de Nuestra Señora para la enseñanza de las niñas; el cual, esclarecido en virtudes y milagros, fue puesto por el Papa León XIII en el catálogo de los Santos.
  • En Perigueux de Francia, san Cipriano, Abad, varón de gran santidad.
  • En Nacianzo de Capadocia, santa Gorgonia, que fue hija de santa Nona y hermana de los santos Gregorio el Teólogo y Cesáreo; cuyas Virtudes y milagros escribió su mismo hermano Gregorio.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SANTA LEOCADIA
Virgen y Mártir

Santa Leocadia, hija de una de las casas más ilustres de Toledo, fue condenada por el gobernador Daciano, en el reinado de Diocleciano, a ser azotada porque era cristiana. Después de ello se la arrojó en una prisión para todo el resto de sus días. Entró en ella diciendo que ese lugar le sería más agradable que los palacios más bellos del mundo. Habiendo sabido que la persecución duraba siempre, pidió a Dios morir. Su oración fue escuchada: murió besando la cruz que había trazado en los muros de su prisión, hacia el año 304.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Dom Gueranger: La Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen







"Año Litúrgico"
Dom Gueranger



LA INMACULADA CONCEPCIÓN
DE LA SANTÍSIMA VIRGEN

La fiesta de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen es la más solemne de todas las que celebra la Iglesia en el Santo tiempo de Adviento; ninguno de los Misterios de María más a propósito, y conforme con las piadosas preocupaciones de la Iglesia durante este místico período de expectación. Celebremos, pues, esta fiesta con alegría, porque la Concepción de María anuncia ya el próximo Nacimiento de Jesús.

Es intención de la Iglesia en esta fiesta, no sólo el celebrar el aniversario del momento en que comenzó la vida de la gloriosa Virgen María en el seno de la piadosa Ana, sino también honrar el sublime privilegio en virtud del cual fué preservada María del pecado original, al que se hallan sujetos, por decreto supremo y universal, todos los hijos de Adán, desde el instante en que son concebidos en el seno de sus madres. La fe de la Iglesia católica, solemnemente reconocida como revelada por el mismo Dios, el día para siempre memorable del 8 de diciembre de 1854, esa fe que proclamó el oráculo apostólico por boca de Pío IX, con aclamaciones de toda la cristiandad, nos enseña que el alma bendita de María no sólo no contrajo la mancha original, en el momento en que Dios la infundió en el cuerpo al que debía animar sino que fué llena de una inmensa gracia, que la hizo desde ese momento, espejo de la santidad divina, en la medida que puede serlo una criatura.

Semejante suspensión de la ley dictada por la justicia divina contra toda la descendencia de nuestros primeros padres, fué motivada por el respeto que tiene Dios a su propia santidad. Las relaciones que debían unir a María con la divinidad, relaciones no sólo como Hija del Padre celestial, sino como verdadera madre de su Hijo, y Santuario inefable del Espíritu Santo; todas esas relaciones, decimos, exigían que no se hallase ninguna mancha ni siquiera momentánea en la criatura que tan estrechos vínculos habla de tener con la Santísima Trinidad, y que ninguna sombra hubiese empañado nunca en María, la perfecta pureza que el Dios tres veces santo quiere hallar aun en los seres a los que llama a gozar en el cielo de su simple visión; en una palabra, como dice el gran Doctor San Anselmo: "Era justo que estuviese adornada de tal pureza que no se pudiera concebir otra mayor, sino la del mismo Dios", porque a ella habíala de entregar el Padre a su Hijo, de tal manera, que ese Hijo habría de ser por naturaleza, Hijo común y único de Dios y de la Virgen; era esta Virgen la elegida por el Hijo para hacer de ella substancialmente su Madre, y en su seno quería obrar el Espíritu Santo la concepción y Nacimiento de Aquel de quien El mismo procedía." (De Conceptu Virginali, CXVIII.)

Del mismo modo, presentes al pensamiento del Hijo de Dios las relaciones que habían de ligarle a María, relaciones inefables de cariño y respeto filial, nos obligan a concluir que el Verbo divino sintió por la Madre que había de tener en el tiempo, un amor infinitamente mayor al que podía sentir por los demás seres creados por su poder. Sobre todo quiso la honra de María, que había de ser su Madre, y que lo era ya en sus eternos y misericordiosos designios. El amor del Hijo guardó, por consiguiente a la Madre; y aunque ella en su sublime humildad no rechazó la sumisión a todas las condiciones impuestas por Dios a las demás criaturas, ni el sujetarse a las exigencias de la ley mosaica que no había sido dictada para ella; con todo, la mano de su divino Hijo derribó en su favor la humillante barrera que detiene a todos los hijos de Adán que vienen a este mundo, cerrándoles el camino de la luz y de la gracia, hasta que son regenerados en un nuevo nacimiento.

No debía hacer él Padre celestial por la segunda Eva, menos de lo que había hecho por la primera, creada lo mismo que el primer hombre, en estado de justicia original que no supo conservar. El Hijo de Dios no podía consentir que la mujer de la que iba a tomar su naturaleza humana, tuviese nada que envidiar a la que fué madre de la prevaricación. El Espíritu Santo que debía cubrirla con su sombra y fecundarla con su acción divina, no podía permitir que su Amada estuviese un solo momento afeada con la vergonzosa mancha con que todos somos concebidos.

La sentencia es universal: pero la Madre de Dios debía quedar libre. Dios autor de la ley, Dios que libremente la dictó ¿no había de ser dueño de exceptuar de ella a la criatura a la que habla determinado unirse con tantos lazos? Lo podía, lo debía: luego lo hizo.

¿No era esta la gloriosa excepción que él mismo anunciaba cuando comparecieron ante su
divina majestad ofendida, los dos prevaricadores de los que todos descendemos? La misericordiosa promesa descendía sobre nosotros, al caer la maldición sobre la serpiente. "Pondré enemistad, decía Dios, entre ti y la mujer, entre tu descendencia y la suya; ella aplastará tu cabeza." De esta forma anunciaba al género humano la redención, como una victoria sobre Satanás; y la mujer era la encargada de conseguir esta victoria para todos nosotros. Y no se diga, que este triunfo h a de lograrlo sólo el hijo de la mujer; nos dice el Señor que la enemistad de la mujer contra la serpiente será personal, y que aplastará la cabeza del odioso reptil con su pie vencedor; en una palabra, que la segunda Eva será digna del segundo Adán, y triunfadora como él; que el género humano será un día vengado, no sólo por el Dios hecho hombre, sino también por la Mujer exenta milagrosamente de toda mancha de pecado, de manera que vuelva a aparecer la creación primitiva en justicia y santidad. (Efes., IV 24) como si no hubiese sido cometido un primer pecado.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...