lunes, 16 de octubre de 2017

Martirologio Romano 16 de octubre


SAN GALO
Abad

n. Irlanda; † hacia el año 641 en Bregenz, Suiza

Patrono de las aves de corral; gansos; pájaros.

SAN GALO, Abad

Por cuanto eres tibio, y ni frío ni caliente,
estoy para vomitarte de mi boca.
(Apocalipsis 3, 16)

  • Santa Eduvigis, Viuda, Duquesa de Polonia, que el día de ayer durmió en el Señor,
  • En el monasterio de Der, en Francia, san Bercario, Abad y Mártir.
  • En África, doscientos setenta santos Mártires, juntamente coronados.
  • Allí también, los santos Martiniano y Saturiano, con otros dos hermanos suyos; los cuales en la persecución Vandálica y reinado de Gensérico Arriano, siendo esclavos de un Vándalo y convertidos a la fe de Cristo por su consierva santa Máxima Virgen, perseverando firmes en la fe católica, fueron todos, por orden de su amo hereje, primeramente apaleados con varas nudosas hasta descubrírseles los huesos. Mas como sufridos mucho tiempo estos tormentos, los encontrasen siempre al siguiente día sanos, los arrojaron al destierro; y habiendo allí convertido muchos bárbaros a la fe de Cristo y conseguido del Romano Pontífice les enviase un Presbítero y otros Clérigos para bautizarlos; por último, atados por los pies a un tiro de cuatro caballos lanzados a la carrera, fueron todos juntos arrastrados por escabrosos matorrales hasta expirar. Máxima, después de superados muchos combates, milagrosamente librada, se encerró en un monasterio, donde Madre de gran número de Vírgenes, descansó con santo fin.
  • Igualmente los santos Saturnino, Nereo y otros trescientos sesenta y cinco Mártires.
  • En Colonia, san Elifio, Mártir, en tiempo de juliano Apóstata.
  • En territorio de Bourges, san Ambrosio, Obispo de Cahors.
  • En Maguncia, san Lullo, Obispo, y Confesor.
  • En Tréveris, san Florentino, Obispo.
  • En Arbón de Alemania, san Galo, Abad, que fue discípulo de san Colurnbano.
  • En Muro de Lucania, san Gerardo Magella, Confesor, Lego profeso de la Congregación del santísimo Redentor, el cual, esclarecido en milagros, fue puesto en el catálogo de los Santos por el Sumo Pontífice Pío X.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.



SAN GALO
Abad

San Galo, discípulo de San Colombano, a quien acompañó de Irlanda a Francia, habiéndose retirado a una gruta, encontró en ella a un oso al cual ordenó le trajese leña y que se fuese después: el animal obedeció. Libró a la hija del duque Gunzo de un demonio que la atormentaba. Este duque le ofreció un obispado que el santo rehusó. Aceptó sin embargo otros presentes y los distribuyó entre los pobres. Fundó el célebre monasterio de San Galo, en Suiza, y murió en el año 641 ó 645.

domingo, 15 de octubre de 2017

R.P. Leonardo Castellani: Sermón La Invitación a la Gran Cena






En aquéll tiempo: Hablaba Jesús a los príncipes de los sacerdotes y a los fariseos en parábolas, diciendo: «El Reino de los Cielos es semejante a un rey que celebró el banquete de bodas de su hijo. Envió sus siervos a llamar a los invitados a la boda, pero no quisieron venir. Envió todavía otros siervos, con este encargo: Decid a los invitados: “Mirad, mi banquete está preparado, se han matado ya mis novillos y animales cebados, y todo está a punto; venid a la boda.” Pero ellos, sin hacer caso, se fueron el uno a su campo, el otro a su negocio; y los demás agarraron a los siervos, los escarnecieron y los mataron. Se airó el rey y, enviando sus tropas, dio muerte a aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad. Entonces dice a sus siervos: “La boda está preparada, pero los invitados no eran dignos. Id, pues, a los cruces de los caminos y, a cuantos encontréis, invitadlos a la boda.” Los siervos salieron a los caminos, reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos, y la sala de bodas se llenó de comensales. «Entró el rey a ver a los comensales, y al notar que había allí uno que no tenía traje de boda, le dice: “Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de boda?” Él se quedó callado. Entonces el rey dijo a los sirvientes: “Atadle de pies y manos, y echadle a las tinieblas de fuera; allí será el llanto y el rechinar de dientes.” Porque muchos son llamados, mas pocos escogidos.»
Mateo XXII, 1-14




Domingo Decimonoveno después de Pentecostés










Martirologio Romano 15 de octubre


SANTA TERESA
Virgen 

n. 28 de marzo de 1515 en Ávila, España;
† 4 de octubre de 1582 en Alba de Tormes, España

Patrona de personas en órdenes religiosas; personas ridiculizadas por su piedad; enfermos; quienes han sufrido la pérdida de sus padres; aquellos con necesidad de recuperar el estado de gracia. Protectora contra las enfermedades del cuerpo; dolores de cabeza.

Así, pues, con gusto me gloriaré en mis flaquezas,
a fin de que la fuerza de Cristo habite en mí.
(2 Corintios 12, 9)

  • En Alba de España, santa Teresa, Virgen, que fue madre y maestra de los Frailes y Monjas de la Orden Carmelitana de la estrecha observancia.
  • En Cracovia de Polonia, el tránsito de santa Eduvigis, Viuda, Duquesa de Polonia, la cual, consagrada al servicio de los pobres, resplandeció también en milagros. El Papa Clemente IV la puso en el catálogo de los Santos; pero su fiesta se celebra el día siguiente.
  • En Roma, en la vía Aurelia, san Fortunato, Mártir.
  • En Prusia, san Bruno, Obispo de los Rutenos y Mártir, que, predicando en aquella región el Evangelio, detenido por los impíos y cortados los pies y las manos, fue decapitado.
  • En Colonia, el triunfo de trescientos santos Mártires, que en la persecución de Maximiano acabaron el curso de su combate.
  • En Cartago, san Agileo, Mártir, en cuya fiesta predicó san Agustín en su alabanza un sermón al pueblo.
  • En Lyon de Francia, san Antíoco, Obispo, el cual, desempeñando con tesón el sublime cargo de Pontífice, a que había sido elevado, alcanzó el reino celestial.
  • En Tréveris, san Severo, Obispo y Confesor.
  • En Estrasburgo, santa Aurelia, Virgen.
  • En Alemania, santa Tecla, Abadesa y Virgen, la cual puesta al frente de los monasterios de Kitzingen y Ochsenfort, colmada de méritos, subió al cielo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SANTA TERESA
Virgen

Santa Teresa, española de noble alcurnia, partió de su casa a la edad de siete años, con su hermano Rodrigo, en busca del martirio entre los moros; un tío frustró su intento volviéndolos a casa. A los veinte años entró en el Carmelo y encontró en él un verdadero martirio en las austeridades que practicó, en las enfermedades del cuerpo y arideces del espíritu que padeció durante veinte años, en las calumnias que debió padecer y en las contradicciones que encontró en su empresa de reformar la Orden. Murió en 1582, a la edad de 67 años.

sábado, 14 de octubre de 2017

Martirologio Romano 14 de octubre


SAN CALIXTO
Papa y Mártir

† martirizado hacia el año 222

SAN CALIXTO, Papa y Mártir

Dad gracias en todo tiempo y por todo a Dios Padre,
en el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo.
(Efesios 5, 20)

  • En Roma, en la vía Aurelia, el triunfo de san Calixto I, Papa y Mártir, el cual, por orden del Emperador Alejandro, largamente atormentado con hambre en la prisión y diariamente apaleado, por último precipitado de la ventana del edificio en que estaba preso, y sumergido en un pozo, mereció el triunfo de la victoria.
  • En Rímini, san Gaudencio, Obispo y Mártir.
  • En Cesarea de Palestina, los santos Carponio, Evaristo y Prisciano, hermanos de santa Fortunata, los cuales, degollados, recibieron juntos la corona del martirio.
  • También los santos Saturnino y Lupo.
  • En Cesarea de Palestina, santa Fortunata, Virgen y Mártir; hermana de los dichos Mártires Carponio, Evaristo y Prisciano; la cual, en la persecución de Diocleciano, superados el potro, el fuego, las fieras y otros tormentos, entregó su espíritu a Dios. Su cuerpo fue después conducido a Nápoles de Campania.
  • En Todi de Umbría, san Fortunato, Obispo, el cual, según refiere san Gregorio Papa, estuvo dotado de inmenso poder para lanzar-espíritus inmundos.
  • En Wurzburgo de Alemania, san Burcardo, que fue el primer Obispo de aquella ciudad.
  • En Brujas de Flandes, san Donaciano, Obispo de Reims.
  • En Lyon de Francia, san Justo, Obispo y Confesor, varón de admirable santidad y espíritu profético; el cual, renunciando el Obispado, se retiró a un yermo de Egipto con Viador, Lector suyo, y allí, transcurridos algunos años en una vida como de Ángeles, y llegándosele el premio de sus trabajos, pasó al Señor a recibir la corona de justicia. Su santo cuerpo, junto con los huesos de san Viador, su ministro, fue más tarde trasladado a Lyon el día 2 de Septiembre.
  • El mismo día el tránsito de santo Domingo el Lorigado.
  • En Arpino del Lacio, san Bernardo, Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN CALIXTO
Papa y Mártir

San Calixto gobernó la Iglesia bajo el reinado del emperador Heliogábalo. Edificó una basílica al otro lado del Tiber y agrandó las catacumbas situadas sobre la vía Apia que desde entonces llevan su nombre. Opuso el ayuno y las lágrimas a los goces insensatos de los paganos y todo emprendía para extender el reino de Jesucristo. Su celo apostólico fue coronado por el martirio, hacia el año 222, después de cuatro años de pontificado.

viernes, 13 de octubre de 2017

Martirologio Romano 13 de octubre


SAN EDUARDO
Rey y Confesor

n. 1003 en Oxford, Inglaterra; † 5 de enero de 1066

Venid, benditos de mi Padre, a tomar posesión del reino
que os está preparado desde el principio del mundo.
(Mateo 25, 34)

  • San Eduardo, Rey de los Ingleses y Confesor, que descansó en el Señor el día 5 de Enero, pero es venerado principalmente en este día, a causa de la Traslación de su cuerpo.
  • En Tróade, ciudad del Asia Menor, el triunfo de san Carpo, que fue discípulo de san Pablo Apóstol.
  • En Córdoba de España, el suplicio de los santos Mártires Fausto, Jenaro y Marcial; los cuales, atormentados primero en el ecúleo, raídas luego las cejas y arrancados los dientes, cortadas las orejas y la nariz, en el suplicio del fuego consumaron por fin el martirio.
  • En Salónica, san Florencio, Mártir, que al cabo de varios tormentos, fue consumido en la hoguera.
  • En Stokerau de Austria, san Colmano, Mártir.
  • En Antioquía, san Teófilo, Obispo, el sexto después de san Pedro Apóstol que ocupó la silla Pontifical de aquella Iglesia.
  • En Tours de Francia, san Venancio, Abad y Confesor.
  • En Subiaco del Lacio, santa Celedonia, Virgen.
  • En Aurillac de Francia, san Geraldo, Confesor.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.



SAN EDUARDO
Rey y Confesor

Eduardo III, sabio y profundo legislador, pasó primero 35 años en Normandía durante el reinado de los invasores normandos. Llamado a Inglaterra por el concierto unánime de las voluntades, hizo florecer en ella la justicia y la paz. Edificó numerosas iglesias y fundó la abadía de Westminster. Extremadamente caritativo, llevó un día a un pobre en sus espaldas y le dio una sortija de gran valor. Nada rehusaba de lo que se le pedía en nombre de San Juan Evangelista, el cual le advirtió sobre la hora de su muerte, acaecida en 1066 a la edad de 65 años.

jueves, 12 de octubre de 2017

Martirologio Romano 12 de octubre


SAN WILFRIDO
Obispo y Confesor

n. 634 en Northumbria, Inglaterra;
† 709 en Northhamptonshire, Inglaterra

Trabaja como buen soldado de Jesucristo;
el que se ha alistado al servicio de Dios,
no se embaraza en los negocios seculares.
(2 Tim. 2, 3-4)



  • En Zaragoza España, Nuestra Señora del Pilar
  • En Brasil, Nuestra Señora de Apparecida.
  • En Roma, los santos Mártires Evagrio, Prisciano y sus Compañeros.
  • En África, cuatro mil novecientos sesenta y seis santos Confesores y Mártires en la persecución Vandálica, reinando Hunerico Arriano. De ellos, siendo unos Obispos de varias Iglesias de Dios; otros Presbíteros y Diáconos, con gran muchedumbre de fieles que se les unieron, por defender la verdad católica fueron, arrojados a un horrible desierto; muchísimos de entre ellos, al ser cruelmente conducidos por los Moros, forzados con los cuentos de las lanzas a correr, o apedreados, terminaron su glorioso martirio; otros atados los pies y arrastrados como cadáveres por lugares ásperos y escabrosos y despedazados todos los miembros, finalmente, con varios géneros de tormentos celebraron el martirio. Entre todos fueron los más ilustres Sacerdotes del Señor los Obispos Félix y Cipriano.
  • En Ravena, en la vía de Loreto, el triunfo de san Edistio, Mártir.
  • En Licia, santa Domnina, Mártir, en tiempo del Emperador Diocleciano.
  • En Celene de Pannonia, san Maximiliano, Obispo de Lorch.
  • En Inglaterra, santa Etelburga, Abadesa, virgen y fundadora.
  • En York de Inglaterra, san Wilfrido, Obispo y Confesor.
  • En Milán, san Monas, Obispo, el cual, tratándose de elegir Obispo, rodeado de luz celestial, por esta señal maravillosa fue creado Pontífice de aquella Iglesia.
  • En Verona, san Salvino, Obispo.
  • En Siria, san Eustaquio, Presbítero y Confesor.
  • En Áscoli del Piceno, san Serafín, Confesor, de la Orden de Menores Capuchinos, señalado en santidad de vida y humildad; a quien el Sumo Pontífice Clemente XIII puso en el catálogo de los Santos.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN WILFRIDO
Obispo y Confesor

San Wilfrido, obispo de York, se distinguió por su celo en defender en Inglaterra los usos romanos. Ofreció asilo al piadoso Dagoberto II, hijo de San Sigeberto, rey de Austrasia, destronado por el mayordomo de palacio Grimoaldo. Encargose de la educación del joven príncipe; y éste, vuelto a su reino, recibió con grandes honores al santo obispo, obligado a su vez a abandonar su patria como consecuencia de las vejaciones del rey Egfrido. De allí, San Wilfrido fue a Roma a reclamar la protección del Papa y volvió a Inglaterra, donde Egfrido lo hizo encarcelar. Recuperada la libertad, pero no pudiendo obtener la ejecución del juicio del Papa, se fue a Sussex a predicar el Evangelio. Fue puesto entonces en posesión de la diócesis de Hexham, retomó el gobierno de los monasterios que había fundado y murió visitándolos, en el año 709, a la edad de 75 años.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Martirologio Romano 11 de octubre


SAN GOMARIO
Confesor

n. 717 en Brabante, Bélgica; † hacia el año 774

SAN GOMARIO, Confesor

El Señor castiga a los que ama;
y a cualquiera que recibe por hijo suyo, lo azota.
(Hebreos 12, 6)




  • La fiesta de la Maternidad de la bienaventurada Virgen María.
  • En Tarso de Cilicia, las santas mujeres Cenaida y Filonia, hermanas, que fueron parientas de san Pablo Apóstol, y en la fe sus discípulas.
  • En Vexin de Francia, el suplicio de los santos Mártires Nicasio, Obispo de Rúan, Quirino, Presbítero, Escubículo, Diácono, y Piencia, Virgen, en tiempo del Presidente Fescenino.
  • En Besanzón de Francia, san Germán, Obispo y Mártir.
  • Igualmente el martirio de los santos Anastasio, Presbítero,Plácido, Ginés y sus Compañeros.
  • En Tarso de Cilicia, el triunfo de los santos Mártires Taraco, Probo y Andrónico, los cuales en la persecución de Diocleciano, atormentados por mucho tiempo en un inmundo calabozo y por tres veces probados con varios suplicios y penas, finalmente en la confesión de Cristo, cortadas las cabezas, lograron el triunfo de la gloria.
  • En la Tebaida, san Sármatas, que fue discípulo de san Antonio Abad, y murió por Cristo a manos de los Sarracenos.
  • En Ucés de la Galia Narbonense, san Fermín, Obispo y Confesor.
  • En Calosso, diócesis de Asti, antes de Pavía, san Alejandro Saulo, de la Congregación de Clérigos Regulares de san Pablo, Obispo y Confesor, a quien, ilustre por su linaje, virtud, doctrina y milagros, el Sumo Pontífice Pío X puso en el catálogo de los Santos.
  • En el monasterio de Achoury en Escocia, san Cánico, Presbítero y Abad.
  • En Lira de Bélgica, el tránsito de san Gunmaro, Confesor.
  • En Rennes de Francia, san Emiliano, Confesor.
  • En Verona, santa Placidia, Virgen.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN GOMARIO
Confesor



San Gomario nació en Brabante, de padres ricos y adictos a Pipino. Cuando éste subió al trono de Francia lo llamó a su corte y le procuró un partido ventajoso desde el doble punto de vista del nacimiento y de la fortuna en la persona de Gwinmaría. Gomario debió sufrir mucho por el carácter vano e intratable de su mujer, pero soportó sus caprichos sin quejarse, esperando de Dios sólo fuerza y consuelo. Terminó por retirarse, con su consentimiento, a una celda próxima a su morada; finalmente, pasó los últimos años de su vida en una ermita, y murió hacia el año 774.

martes, 10 de octubre de 2017

Sedevacantismo: ¿Dónde está la Iglesia? La Resistencia y la Indefectibilidad






LA RESISTENCIA Y LA INDEFECTIBILIDAD
 (1991) 

Por Monseñor Donald J. Sanborn 


La raíz de todas las disputas: ¿Dónde está la Iglesia? 

Lo que más se ha lamentado, entre aquellos que han resistido los cambios del Vaticano II, es que ellos mismos no pueden concordar unos con otros. Aunque estén de acuerdo en lo fundamental, esto es en la necesidad de resistir las reformas del Vaticano II, no obstante se las arreglan para separarse unos de otros sobre otras cuestiones. De hecho, los "tradicionalistas" emplean la mayor parte de sus energías en combatirse unos a otros, y no a los modernistas. Este estado de cosas ciertamente debe Ser una delicia para el diablo, ya que esta lucha interna debilida inconmensurablemente la resistencia al modernismo. 

En la raíz de casi todas las disputas está la cuestión de la Iglesia. ¿Dónde está la Iglesia? ¿Debe la fe católica ser identificada con la religión del Novus Ordo? Esta pregunta es espinosa, ya que si Usted responde afirmativamente, es decir, que la religión Novus Ordo es La fe católica, entonces la resistencia a ella se convierte en cismática y posiblemente herética. Por otro lado, si la respuesta es negativa, Entonces surge el problema de la Iglesia Católica sin una jerarquía visible. 

Así, la gran línea divisoria entre los diversos grupos "Tradicionalistas" es el tema de la Iglesia. Y porque el Papa es la cabeza visible de la Iglesia, esta controversia se expresa naturalmente en los términos del "papado" de Juan Pablo II. La razón por la que tantos "tradicionalistas" lo ven como papa, de hecho insisten en que él es el Papa, no es porque estén enamorados de su teología sino más bien porque ven como una necesidad teológica la identificación de la religión del Novus Ordo y la Iglesia Católica Romana. Lo ven así como una necesidad debido a la indefectibilidad de la Iglesia, es decir, que debe durar hasta el final de Tiempo con una jerarquía visible. De esto concluyen que, aquí sea o no hereje, Juan Pablo II y el colegio de obispos del Novus Ordo son la jerarquía de la Iglesia Católica, puesto que han sido debidamente elegidos y nombrados, y han tenido sucedido en las sedes a sus predecesores católicos. Niegue esto, dicen, y niega a la Iglesia. Repudien esta jerarquía, dicen, y ustedes son cismáticos, ya que se están cortando a sí mismos de la jerarquía católica. 

En el otro campo, sin embargo, la indefectibilidad dicta la Conclusión opuesta. El Vaticano II es herético. Juan Pablo II es un hereje. Los obispos son herejes. Los nuevos sacramentos no son católicos y, en la mayoría de los casos, son dudosamente válidos o absolutamente inválidoa. Por lo tanto, en nombre de la indefectibilidad, estos "tradicionalistas" declaran que es una necesidad teológica que la religión del Novus Ordo no es la fe católica, y en consecuencia la jerarquía del Novus Ordo no es la jerarquía católica. 

Este amargo desacuerdo, que surge irónicamente del mismo principio de indefectibilidad, es el resultado del hecho de que aquellos papas y obispos, que han sucedido, por los medios normales de sucesión, a los papas y obispos católicos preconciliares, han producido, a través del Vaticano II y su reformas posteriores, una religión que no es identificable con la Fe Católica de dos mil años. Por lo tanto la pregunta es: ¿Dónde radica la indefectibilidad? ¿Está en la fe? ¿O se encuentra en la sucesión visible de papas y obispos desde el tiempo de los apóstoles?

La respuesta es que la indefectibilidad de la Iglesia Católica descansa en ambas, y negar una o la otra sería un “grave y pernicioso error ", para usar las palabras del Papa León XIII:


"Si miramos en ella el fin último que se propone y las causas inmediatas por las que produce la santidad en las almas, seguramente la Iglesia es espiritual; pero si consideramos los miembros de que se compone y los medios por los que los dones espirituales llegan hasta nosotros, la Iglesia es exterior y necesariamente visible...
4. Por todas estas razones, la Iglesia es con frecuencia llamada en las sagradas letras un cuerpo, y también el cuerpo de Cristo. «Sois el cuerpo de Cristo»( (I Cor 12:27). Porque la Iglesia es un cuerpo visible a los ojos; porque es el cuerpo de Cristo, es un cuerpo vivo, activo, lleno de savia, sostenido y animado como está por Jesucristo, que lo penetra con su virtud, como, aproximadamente, el tronco de la viña alimenta y hace fértiles a las ramas que le están unidas. En los seres animados, el principio vital es invisible y oculto en lo más profundo del ser, pero se denuncia y manifiesta por el movimiento y la acción de los miembros; así, el principio de vida sobrenatural que anima a la Iglesia se manifiesta a todos los ojos por los actos que produce.
De aquí se sigue que están en un pernicioso error los que, haciéndose una Iglesia a medida de sus deseos, se la imaginan como oculta y en manera alguna visible, y aquellos otros que la miran como una institución humana, provista de una organización, de una disciplina y ritos exteriores, pero sin ninguna comunicación permanente de los dones de la gracia divina, sin nada que demuestre por una manifestación diaria y evidente la vida sobrenatural que recibe de Dios.
Lo mismo una que otra concepción son igualmente incompatibles con la Iglesia de Jesucristo, como el cuerpo o el alma son por sí solos incapaces de constituir el hombre. El conjunto y la unión de estos dos elementos es indispensable a la verdadera Iglesia, como la íntima unión del alma y del cuerpo es indispensable a la naturaleza."(Papa León XIII, encíclica Satis Cognitum 29 de junio de 1896)


I. La Indefectibilidad de la Iglesia 

La noción fundamental de indefectibilidad, consiste en que la Iglesia debe durar hasta el final de los tiempos con la naturaleza esencial y las cualidades con las que Cristo la dotó al fundarla. En otras palabras, es imposible que la Iglesia católica cambie sustancialmente. Puede, y de hecho debe someterse a muchos cambios accidentales especialmente en sus leyes en orden a reaccionar prudentemente a circunstancias diferentes en diversas épocas sin embargo estos cambios accidentales no deben afectar a la subtancia de lo fundado por Cristo. Esta indefectibilidad es un signo cierto del origen y carácter sobrenatural Iglesia, pues ninguna organización humana podría perdurar dos mil años y siguen siendo esencialmente la misma. Su indefectibilidad es cada vez más un signo de su origen divino y de su ayuda cuando se considera cuántas veces y con qué fuerza ls enemigos de la Iglesia han tratado de hacerla cambiar esencialmente. 

Martirologio Romano 10 de octubre


SAN FRANCISCO 
DE BORJA,
Confesor

n. 28 de octubre de 1510 en Gandía (Valencia), España;
† 30 de septiembre de 1572 en Ferrara, Italia

Protector contra los terremotos.

SAN FRANCISCO DE BORJA, Confesor

Los que usan del mundo vivan como si no usasen,
porque la apariencia de este mundo pasa.
(1 Corintios 7, 31)

  • San Francisco de Borja, Sacerdote de la Compañía de Jesús y Confesor, cuyo tránsito se conmemora el 30 de Septiembre.
  • En Ceuta de la Mauritania Tingitana, el triunfo de siete santos Mártires de la Orden de Menores, a saber: Daniel, Samuel, Ángel, León, Nicolás, Hugolino y Domno. Todos menos Domno eran Sacerdotes; y por la predicación del Evangelio y confutación de la secta de Mahoma, después de muchas afrentas, prisiones y azotes sufridos de parte de los Sarracenos, al fin, cortadas las cabezas, alcanzaron la palma del martirio.
  • En Colonia, san Gereón, Mártir, con otros trescientos diez y ocho, los cuales por la verdadera religión, en la persecución de Maximiano, ofrecieron pacientemente sus cuellos a la espada.
  • En territorio de la misma ciudad, los santos Víctor y Compañeros, Mártires.
  • En Bona de Alemania, los santos Mártires Casio y Florencio, con otros muchísimos.
  • En Nicomedia, los santos Mártires Eulampio y su hermana Eulampia, Virgen; la cual, como oyese que su hermano era atormentado por Cristo, saltando por medio de la turba, y abrazándose a él, se hizo su compañera en el tormento, y ambos arrojados en una tina de aceite hirviendo, y no recibiendo daño alguno, por último fueron decapitados, junto con otros doscientos que, al presenciar aquel milagro, creyeron en Cristo.
  • En la isla de Creta, san Pinito, nobilísimo entre los Obispos; floreció siéndolo de Gnosia, por los tiempos de Marco Antonino Vero y Lucio Aurelio Cómodo, y en sus escritos, como un espejo, dejó un vivo retrato de sí mismo.
  • En York de Inglaterra, san Paulino, Obispo, que fue discípulo de San Gregorio Papa, y por él enviado allá con otros a predicar el Evangelio, convirtió a la fe de Cristo al Rey Edwino y a su pueblo.
  • En Populonia de Toscana, san Cerbonio, Obispo y Confesor, que, según atestigua san Gregorio Papa, en vida y en muerte fue esclarecido en milagros.
  • En Verona, otro san Cerbonio, Obispo.
  • En Capua, san Paulino, Obispo.
Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.


SAN FRANCISCO DE BORJA
Confesor

San Francisco, duque de Gandía, nacido en 1510, mereció ser llamado por Carlos V el milagro de los príncipes por sus cualidades y virtudes. Después de haber vivido santamente en Colonia como capitán general y después en su principado, entró en 1545, después de cuatro años de viudez, en la Compañía de Jesús, de la que llegó a ser superior general a pesar de sus lágrimas. Sus admirables predicaciones hacían llorar a todos los asistentes. Rehusó el cardenalato y murió en 1572.

lunes, 9 de octubre de 2017

IN MEMORIAM





EUGENIO MARÍA GIUSEPPE GIOVANNI PACELLI 

PÍO PP. XII

ÚLTIMO PONTÍFICE CONOCIDO 

REINÓ ENTRE EL 2 DE MARZO 1939 Y EL 9 DE OCTUBRE DE 1958


R.I.P





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...